UNA INICIATIVA CULINARIA QUE YA ESTÁ LEVANTANDO POLVO EN MATAGALPA

Tras cinco años de ausencia regresó al país con la idea de emprender su propio negocio familiar. El tiempo que permaneció en Costa Rica, país al que llegó cuando tenía 18 años, Javier Antonio Ruiz Rayo lo aprovechó al máximo para trabajar y aprender el arte de la comida oriental.

Fue así que este joven de Darío, ahora de 24 años, partió cargado de sueños al vecino país, logrando conseguir empleo en una cadena de restaurantes de comida china, en donde puso todo su empeño para aprender, y así lo hizo.

De nuevo en Nicaragua se dispuso a montar su propio negocio, iniciativa en la que involucró a su papá, su hermano y su primo, con los que abrió las puertas del restaurante Furai (Volar Alto), ubicado a media cuadra hacia el este de la gasolinera Gas Central, en el barrio El Progreso de Matagalpa.

La energía juvenil que le impregnan al local los dueños de este novedoso negocio, se entremezcla con el ruido que arman al preparar las comidas en presencia de los mismos clientes. Aquello es todo un show que brinda mayor confianza al ver personalmente, si se desea, todo aquello que parece ser un ritual culinario en el que se purifica el alimento y se espanta el hambre.

La especialidad del restaurante es la inconfundible y deliciosa comida china, entre ella especialidades de arroz, Chopsuey, Choumin, mariscos, tacos chinos y otros, además de bistecs, platos a la carta y jugos naturales. Todos ellos a precios bastantes accesibles.

Como parte de la iniciativa, Javier Antonio y sus familiares han incorporado la tecnología con el uso de Nica Guts, una plataforma virtual que les permite ofertar sus servicios con entregas a domicilio. La idea es garantizar una comida fresca y de calidad, para lo cual también se ubican en Plaza Latina, costado sur del mercado Guanuca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *