UN PEQUEÑO RINCÓN CON DELICIOSOS AROMAS Y SABORES

Abrió sus puertas hace poco más de tres años. Desde entonces ha venido ganando terreno y se ha establecido como uno de los negocios que prometen tener futuro en la Perla del Septentrión.

Se trata de Miel y Café, en donde su propietaria Elivania Sarantes Osegueda prepara sus propios panes tradicionales y repostería como pasteles y otras delicias, antojitos, café, refrescos naturales, batidos, bebidas frías y calientes, tacos, hamburguesas, sándwiches y, si el cliente lo prefiere, un delicioso desayuno.

El establecimiento se ubica en la calle transversal, entre la alcaldía municipal y la biblioteca del Banco Central. Al pasar por aquí, deténgase; eche una mirada, siéntese, siéntase en buen ambiente y ordene lo que guste. Al final, saldrá satisfecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *