GOBIERNO MUNICIPAL AMPLIÓ Y MEJORÓ CONDICIONES EN LA ESCUELA JUAN XXIII

Las condiciones que habían no eran las apropiadas para que parte de los 546 niños de este centro escolar ejercieran sus estudios, un peligroso zanjón sin cubrir cruzaba este anexo, no había energía eléctrica, no contaban con agua potable y, por si fuera poco, solo tenían una letrina para hacer sus necesidades.

Este panorama cambió radicalmente con la construcción de un pabellón, la municipalidad convirtió el zanjón en un andén, construyó una baranda y los servicios higiénicos e instaló el agua potable.

Ahora las comodidades con las que cuentan las niñas y niños son óptimas para que reciban el pan de la enseñanza y, según lo anunciado en el acto de inauguración por el alcalde municipal, Sadrach Zeledón, muy pronto se dará inició a un importante proyecto de mejoramiento de las instalaciones centrales de esta escuela, que cuenta con 22 educadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *