DE VIVIR EN UNA CHAMPA DE PLÁSTICO A HABITAR EN UNA VIVIENDA DIGNA

Como un recuerdo de toda una vida quedó la vieja champa de plástico que sirvió de hogar al señor Julio Martínez y su familia, a quien el gobierno municipal le entregó la mañana del miércoles la nueva vivienda de la cual ahora es dueño.

La casa solidaria de 96 mil 773 córdobas le fue construida al señor Martínez en el sector La Esperanza de la comunidad Samulalí No. 1, hasta donde se trasladaron miembros del gobierno municipal para acompañarlos en su inauguración junto a vecinos de dicha comunidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *