LLEGAN NUEVAS UNIDADES PARA LOS BOMBEROS MATAGALPINOS

Han transcurrido 33 años desde que, en 1987, se firmó en plena guerra en Nicaragua el acta de intención de hermanamiento entre la ciudad alemana de Wuppertal y Matagalpa. “Somos amigos del pueblo nicaragüense, ha sido así durante diferentes gobiernos, en tiempos de guerra, de paz, de gloria y en momentos de crisis”, recordó Moritz Jacobs Hagen, Agregado de Negocios de la embajada de ese país europeo en nuestro país.

Las palabras del funcionario fueron acompañadas con la entrega de una nueva cisterna todo terreno y una ambulancia a los bomberos matagalpinos, institución a la que Wuppertal ha beneficiado en el pasado con otras cuatro unidades. “El verdadero amigo es justamente como un bombero, porque siempre nos ayuda sin importar el contexto”, enfatizó el diplomático en el acto que se realizó la mañana de este jueves.

En este evento efectuado en las viejas instalaciones bomberiles, el alcalde de Matagalpa, Sadrch Zeledón, junto a otras autoridades y miembros del Comité de hermanamiento, recibieron al señor Hagen, a quien además entregaron reconocimientos por el apoyo brindado a esta ciudad.

Hay mucha evidencia de esta hermandad, reconoció por su parte el edil matagalpino, al resumir los encuentros interculturales y proyectos de salud y educación facilitados por estas relaciones de amistad, lo que permitió que en Matagalpa también se hayan construido escuelas, centros de salud y otras obras de progreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *